Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes.

Este es un libro con más de 100 historias de mujeres exitosas en el mundo, de esas que no se quedaron esperando a que el mundo se acomode a ellas, sino que acomodaron el mundo a lo que querían.

“A todas las niñas rebeldes del mundo queremos decirles: sueñen en grande, aspiren a más, luchen con fuerza y, ante la duda, recuerden esto: lo están haciendo bien.”

Las autoras del libro son Elena Favilli y Francesca Cavallo y en él encontraremos historias y hazañas como las de Elizabeth I, Coco Chanel, Marie Curie, Jane Austen, Nina Simone, Frida Kahlo hasta Serena y Venus Williams, Eufrosina Cruz, Virginia Woolf, Michelle Obama y Malala Yousafzai , todas estas para inspirar a niñas de corta edad (y no tan corta) a saberse que son capaces de todo en un mundo un tanto más complicado para ellas.

En la historia del mundo ha habido mujeres fuertes y geniales que se atrevieron a cambiar el curso de la historia, y por qué no decirlo, el mundo. En un lugar tan adverso y con derechos todavía no creados para ellas, se atrevieron a luchar por lo que consideraban correcto y concretar sus ideales, que al final, fue para la mayoría. Tú podrías ser una de ellas si te decides.

Con estereotipos creados y mantenidos de cómo una mujer debe comportarse, vestirse, hablar y hasta pensar, creo yo que es momento de dar vuelta un poco al asunto y abrir los ojos a la mayoría. El mundo aún no es el 50/50 que (espero) la mayoría deseamos, así que nuestra generación debería dar el primer paso al cambio.

Queridos y queridas (especialmente ustedes) lectores de Elementos, te dejo con alguna de las historias geniales para hoy puedas dormir con la idea que no fue un día perdido.

«ALICIA ALONSO

Había una vez una niña ciega que se convirtió en una gran bailarina. Su nombre era Alicia. En su infancia, Alicia sí podía ver, y ya era una bailarina excepcional con una gran carrera por delante cuando enfermó. Su vista iba empeorando con el tiempo. Se vio obligada a pasar meses en cama sin moverse, pero necesitaba bailar, así que lo hacía de la única forma posible.–Bailaba en mi cabeza. Sin poder ver, sin poder moverme, quieta en mi cama, me enseñé a mí misma a bailar Giselle.Un día, la prima ballerina del Ballet de Nueva York se lesionó y llamaron a Alicia para que la reemplazara. Ya había perdido buena parte de la vista, pero ¿cómo iba a decir que no? Además, el ballet que bailaría sería Giselle.Tan pronto empezó a bailar, el público se enamoró de ella. Bailaba con mucha gracia y confianza, a pesar de estar casi ciega. A sus compañeros de baile les fue enseñando a esperarla en el lugar preciso, en el momento indicado. Su estilo era tan único que le pidieron que bailara con su compañía de ballet en todo el mundo. Pero su sueño era llevar el ballet de Cuba a su país natal. Cuando volvió de sus viajes, comenzó a enseñar ballet clásico a bailarinas cubanas y fundó la Compañía de ballet Alicia Alonso, la cual después se convirtió en el Ballet Nacional de Cuba.

NACIÓ EL 21 DE DICIEMBRE DE 1921 CUBA»

«LAS HERMANAS MIRABAL

Cuando un cruel dictador llamado Rafael Trujillo subió al poder en República Dominicana, cuatro hermanas empezaron a pelear por la libertad. Eran las hermanas Mirabal: Minerva, Patria, María Teresa y Dedé. La gente las llamaba las Mariposas. Las cuatro hermanas repartieron panfletos y organizaron un movimiento de protesta contra Trujillo para restablecer la democracia de su país. Pero a Trujillo no le agradó. Desde su punto de vista, mujeres como las hermanas Mirabal no servían más que como compañía en las fiestas. Debían hacerle cumplidos, aceptar flores y regalos, sonreír y dar las gracias. No debían alzar la voz, estar en desacuerdo ni intentar derrocar su régimen. La feroz independencia de las Mariposas lo asustaba, así que intentó silenciarlas por todos los medios. Primero las encarceló, les impidió que ejercieran la ley, encerró a Minerva y a su madre en una habitación de hotel…, ¡e incluso intentó seducir a Minerva!, pero ella lo rechazó. Su dignidad no estaba en venta. No le interesaba ser la novia de un poderoso tirano. Sólo le importaba la libertad de su país. El valor de las hermanas inspiró a los dominicanos y les dio fuerza para oponerse al régimen de Trujillo. Con el tiempo, Trujillo fue derrocado. En el obelisco de cuarenta metros de altura que Trujillo erigió para celebrar su poder, hay ahora un mural que recuerda a las hermanas Mirabal, las cuatro mariposas que desafiaron al tirano.

PATRIA, 27 DE FEBRERO DE 1924 – 25 DE NOVIEMBRE DE 1960; MINERVA, 12 DE MARZO DE 1926 – 25 DE NOVIEMBRE DE 1960; MARÍA TERESA, 15 DE OCTUBRE DE 1935 – 25 DE NOVIEMBRE DE 1960;

DEDÉ, 1 DE MARZO DE 1925 – 1 DE FEBRERO DE 2014 REPÚBLICA DOMINICANA».

«GRACE O’MALLEY

Hace muchos años, en una pequeña isla boscosa, vivía una niña pelirroja de larga cabellera que se llamaba Grace.

Cuando el viento soplaba y las olas rompan contra los peñascos, Grace se paraba en la cima del acantilado y soñaba con navegar por los mares tempestuosos.

–Las mujeres no pueden ser navegantes –le dijo su padre–. Además, tu larga cabellera se enredaría en el cordaje.

Grace no estaba de acuerdo. Se cortó el cabello y se vistió con ropa de niño para demostrarle a su familia que podría emprender la vida marítima. Finalmente, un día su padre aceptó llevarla a navegar, pero con una condición.

–Si nos enfrentamos a un barco pirata, te esconderás detrás de la cubierta.

Sin embargo, cuando los atacaron, Grace saltó desde el cordaje y cayó en la espalda de uno de los piratas. Su ataque sorpresa funcionó y gracias a eso derrotaron a los piratas.

Grace era una excelente navegante, pero quería hacer algo más emocionante que sólo pescar. Cuando los ingleses atacaron su castillo, decidió convertirse en pirata antes que someterse al régimen inglés. Grace tuvo tanto éxito que pronto tuvo su propia flota, así como varias islas y castillos en la costa de Irlanda.

Cuando los ingleses capturaron a sus hijos, Grace se hizo a la mar para encontrarse con Isabel I, reina de Inglaterra. Para sorpresa de todos, la reina y Grace se hicieron amigas. La reina le devolvió a sus hijos y sus posesiones, y Grace la ayudó a combatir a los españoles, que en ese entonces eran enemigos de los ingleses.

Circa 1530 – Circa 1603»

Add a Comment

Su dirección de correo no se hará público.